Se vuelve loco el botón cuadrado