Se escuchan a su mismos...