¿Es posible el control parental en la navegación web?



  • Buenas noches, noches, a tod@s, tod@s.

    Acabo de adquirir el Nuevo Cervantes para una sobrina de 11 años y me ha surgido una duda que el manual de este e-reader no es capaz de resolver y que da título a este tema XD

    Después de leerlo de cabo a rabo (el manual, quiero decir) no he encontrado mención alguna a la posibilidad de limitar el acceso a internet o de modularlo de algún modo (páginas "blancas", imposibilidad de borrar historial por usuario que carezca de privilegios administrativos, ...) 


    En fin, que el paso siguiente es ponerme a trastear con él y, si no encuentro el modo de hacerlo -y con todo el dolor de mi corazón, porque el e-reader y la marca me gustan- devolverlo en la tienda 

    😞
    Estaréis conmigo en que no es plan que sus padres se preocupen de ejercer como tales y controlar lo que ve y con quién se relaciona por internet, y venga yo a darle una herramienta para eludirlos, aunque tenga forma de inofensivo e-reader...


    Muchas gracias por leerme y una ayudita pido, que peor es robar 

    Un saludo 😉 



  • ¡Ups! Creo que he repetido el mensaje.

    Mil perdones
     


  • MVP

    El navegador que incorpora el lector es más bien simplón, así que no creo que incorpore las opciones que comentas. De todas formas es bastante incómodo navegar por Internet con él, debido sobretodo a la lentitud de refresco de las pantallas de tinta electrónica (pensadas para mantener en pantalla una imagen estática), así que yo no me preocuparía por ese tema ya que los niños de hoy en día tienen al alcance muchas otras formas de navegar que le harán descartar el lector.

    De todas formas, si os preocupa ese tema, una opción sería controlar el acceso a Internet desde el router a través del que se conecte. Por ejemplo incluyendo la MAC del lector en la lista negra del mismo.



  • Con vuestro permiso, amplio un poco lo que nos cuenta @nachofr.
    La compañías que nos proporcionan internet tienen planes de control parental para que los chavales no accedan a ciertos sitios o hagan cosas inconvenientes. Tienen la pega que afecta a cualquier usuario que se conecte y pueden ser un incordio. Yo creo que la solución es la que dice nacho, impedirle al lector la conexión a ese router. De todas formas no me preocuparía demasiado, lo normal es que los niños pierdan la paciencia con la lentitud del navegador. A mi me pasa a veces leyendo con la Verne, y por no molestarme en ir a buscar otra tablet o un portátil, renuncio a navegar.
    Busca una solución, que seguro que la hay. Si un e-reader sirve para fomentar la lectura, sería una pena devolverlo.
    Un saludo cordíal.