Comportamiento curioso de las aplicaciones