Hephestos 2La nueva impresora 3D DIY de BQ es Hephestos 2, un modelo de impresora que está inspirada de la Prusa i3, pero que se desmarca de cualquier modelo visto hasta ahora, para ofrecer una calidad de impresión con la que obtener resultados profesionales.

Este nuevo modelo vuelve a ser un kit de montaje DIY, lo que aporta ese espíritu maker que caracteriza a las impresoras 3D.

Es posible montar la Hephestos 2 en menos de dos horas, y para que el proceso resulte lo más fácil y cómodo posible, el kit incluye todas las herramientas necesarias para su construcción.

En dicho modelo se ha ido prescindiendo de elementos adicionales e intermediarios: menos tuercas y tornillos y más piezas que encajan entre sí. Gracias a esto se consigue un proceso de montaje limpio e intuitivo.

Los materiales utilizados en la impresora Hephestos 2 permiten obtener esa calidad de impresión tan buscada. El aluminio y el acero han reemplazado a las piezas de plástico impresas, dando así una mayor estabilidad y robustez a la máquina.

Hephestos 2

Hephestos 2

Todos los componentes electrónicos de la Hephestos 2 han sido desarrollados por BQ.

Desde ahora, además, incluye una gran novedad en su electrónica: la placa ZUM MEGA 3D. Esta electrónica permite una mejor disipación del calor y contiene en ella todos los componentes necesarios en un solo componente.

También se ha desarrollado un nuevo LCD gráfico con su correspondiente interfaz, para que la experiencia de usuario sea más sencilla e intuitiva.

Hephestos 2 supone un gran salto tecnológico gracias a su nuevo extrusor, totalmente desarrollado por BQ, que incorpora un doble drive-gear. Esto permite imprimir a la perfección cualquier filamento, como PLA, Filamento de cobre, bronce o madera, e incluso filamentos más complicados como los filamentos flexibles, como es el caso de Filaflex.

Puedes obtener más información del extrusor en el siguiente enlace.

Extrusor con sistema Double Drive Gear

Extrusor con sistema Double Drive Gear

Para seguir mejorando la experiencia de usuario en todo momento, se ha incorporado a la impresora un sensor inductivo que permite nivelar de forma automática la base. El sensor calcula la inclinación del plano de la base y ajusta el movimiento de los motores para que el extrusor siempre esté a la misma altura en relación a ella.

El volumen de impresión de la Hephestos 2 es de 210 x 297 x 220 mm. Desde BQ se ha tomado la decisión de no incluir base caliente en la impresora por diversas razones:

  • Por seguridad: hay que tener en cuenta que la cama caliente de una impresora suele estar a unos 80-100ºC, lo que puede provocar quemaduras si nos apoyamos en ella estando encendida.
  • Alta corriente eléctrica: la incorporación de una base caliente en la impresora implicaría que se multiplicase por tres el consumo energético.
  • La necesidad de la base caliente en una impresora 3D: la mayoría de materiales como son el PLA, filamento de cobre, bronce, madera y filamentos flexibles como el Filaflex, no necesitan dicho componente para poder imprimir con ellos.

La impresora Hephestos 2 representa un nuevo nivel en la calidad de las impresoras 3D, pero todo ello no tendría valor si todas esas mejoras no se pudieran compartir, evolucionar y mejorar.

En BQ apoyamos la cocreación, el open source y el espíritu maker, por ello el firmware y el hardware son 100% libres. De esa manera cualquier persona puede analizarlo, estudiarlo y hacerlo crecer para volver a compartirlo. Solo así seguiremos haciendo más grande nuestro Patrimonio Tecnológico de la Humanidad.

Rubén Sierra (@sgruben en Twitter) es Ingeniero Técnico Industrial con la especialidad de Electrónica Industrial. Maker, apasionado por la programación, robotica y impresión 3D. Trabaja en el soporte técnico de 3D en BQ