Powered by AndroidAndroid es sin duda el sistema operativo más utilizado y extendido del mundo para teléfonos inteligentes y tabletas y desde sus orígenes (he aquí un artículo sobre su historia) se ha ido reciclando y actualizando para ser cada vez más potente y ofrecer al usuario una experiencia de uso cada vez superior y más amigable.

Este sistema operativo tiene una gran diferencia en el coste de su licencia por terminal respecto a sus rivales y es altamente personalizable tanto por los fabricantes de dispositivos como por el propio usuario final. Justamente estas dos características, junto a su alta potencia, lo han convertido en el sistema de referencia para dispositivos de todo tipo especialmente smartphones y tabletas.

Precisamente la alta personalización de Android es lo que ha hecho que el mismo sistema esté funcionando en diversos dispositivos y que, aparentemente, no sean el mismo aunque se parezcan y compartan elementos comunes. Esta “maleabilidad” del sistema se le ha ido de las manos a muchos fabricantes que han terminado creando capas de personalización tan amplias que al final su Android personalizado termina más pareciendo un sistema operativo propio que lo que realmente es, Android. Como consecuencia, puede pasar que los sistemas de unos fabricantes no sean como los de los otros y ni tan siquiera guardan relación con el sistema original, lo cual puede llegar a causar problemas de funcionamiento de los dispositivos debido a ciertas incompatibilidades.

Google se ha dado cuenta de esto y no le ha gustado nada. Son los propietarios y desarrolladores actuales del sistema operativo Android y como tales deben procurar la compatibilidad del sistema con los dispositivos y aplicaciones.

Para solventar estos detalles Google se ha propuesto certificar los dispositivos que usen su sistema. Así, ha cambiado los términos de licencia de Google Mobile Services donde se incluye que, para obtener la verificación del desarrollador del sistema, el terminal debe presentar en la boot screen o pantalla de arranque inicial la frase “Powered by Android” (Funcionando con Android) y su logotipo respectivo para que esos terminales puedan tener acceso a las aplicaciones de Google como el Play Store y otras que desarrolle la empresa. Esto es un punto más del programa de homologación de terminales Android, el cual garantiza unos niveles de calidad para mayor tranquilidad de los usuarios.

Esta obligación no tiene carácter retroactivo, pero sí debe ser incluida en todas las actualizaciones vía OTA que realicen los distintos fabricantes de terminales móviles. Esto quiere decir que, si un terminal no es actualizado y no posee la certificación “Powered by Android” no tiene la obligación de cumplir con dicho requisito y el terminal seguirá funcionando y siendo compatible con las aplicaciones de Google Mobile Services sin ningún tipo de problema, pero los nuevos terminales y las ROM’s actualizadas después de obligarse a cumplir esta norma sí deberán cumplirla si el fabricante de los dispositivos quiere que éstos puedan acceder al Google Play Store y demás aplicaciones de Google.

La inclusión del logotipo es tan sencilla como estricta. El fabricante del terminal debe incluir en su pantalla de inicio un logotipo con la frase “Powered by Android” y debe cumplir unas estrictas medidas y reglas de estilo para que sean todos iguales. La siguiente imagen muestra el logotipo con las características que debe de cumplir:

Logo Powered by Android

Logo Powered by Android

Y aquí están las directrices que marca Google para poder usar su logo de certificación:

Uso del logotipo

Uso del logotipo

Ahora, si ves el logotipo de Powered by Android en tu bq, ya sabes lo que representa y por qué figura ahí. Es un paso más para lograr una experiencia de usuario satisfactoria, suavizando las diferencias que la ingente cantidad de terminales Android distintos ofrecen en lo que a interfaz de usuario se refiere.

José Rodríguez S. (Pive, como es conocido) es Ingeniero Técnico de Telecomunicación especializado en centrales telefónicas, redes de voz y datos y voz sobre IP, fiel aficionado al moto turismo y un absoluto entusiasta de los gadgets y las nuevas tecnologías. Posee su propia web acerca de bricolaje de la moto y es colaborador y MVP de BQ donde escribe artículos relacionados con el mundo de las tablets y móviles, resuelve dudas técnicas a los usuarios y participa en diferentes programas de pruebas.