sketchup_artDespués de haber visto lo fácil que es diseñar cualquier cosa en 3D con Tinkercad, toca dar un pequeño salto de dificultad, pero también de posibilidades. Pero no te preocupes, porque SketchUp, el siguiente programa en nuestro recorrido, no deja de ser una herramienta tremendamente fácil de utilizar y muy, muy gratificante.

Con SketchUp comenzarás a ver nuevas herramientas y funcionalidades de lo más útil en el universo del diseño 3D, una buena forma de ir familiarizándote con ellas para poder enfrentarte en un futuro a aplicaciones más complejas sin miedo de perderte por el camino. En comparación con Tinkercad, se podría decir que SketchUp es ya una herramienta de diseño 3D madura y sólida, aunque eso te tocará ir descubriéndolo por ti mismo… ¡pero no te preocupes, porque yo voy a contarte qué es lo que nos ofrece y cómo podemos sacarle el máximo provecho! ¡Faltaría más!

Arquitectura al servicio de la impresión 3D

Lo primer que debes saber de SketchUp, pues tal vez te ayude a entenderlo un poco mejor, es que, desde sus orígenes, se trata de un programa de diseño enfocado principalmente a la arquitectura y la construcción, por este motivo, el sistema de acotación o incluso la posibilidad de elegir entre varias plantillas diferentes para comenzar a trabajar (plano arquitectónico, documentación de construcción, urbanismo, arquitectura de paisajes, carpintería…) no parece encajar del todo bien en nuestro propósito, sin embargo, teniendo en cuenta el descomunal crecimiento del universo de la impresión 3D, la gente del grupo Trimble decidieron añadir una nueva plantilla. No obstante, no será necesario emplearla para comenzar a trabajar en nuestros proyectos (únicamente deberemos fijarnos en las unidades de medida con las que funciona cada plantilla).

SketchUp permite elegir diferentes configuraciones de trabajo

SketchUp permite elegir diferentes configuraciones de trabajo

Teniendo en cuenta, como te decía, que SketchUp es un programa ideado para la creación de, por ejemplo, maquetas de arquitectura o urbanismo, podrás imaginar que se ha intentado simplificar todo al máximo para que el trabajo sea rápido y sencillo. Si bien es cierto que no alcanza la simpleza de Tinkercad, como decía al principio de este artículo, sí que te resultará de lo más fácil aprender a usarlo diestramente.

Conociendo las nuevas funciones

Con Tinkercad conocimos las bases más primitivas del diseño 3D, pero gracias a SketchUp vas a ir conociendo algunas de las herramientas más poderosas que se emplean en la inmensa mayoría de programas enfocados a la creación de modelos tridimensionales, como la siempre agradecida “extrusión” (que aquí recibe el nombre de Empujar/tirar) o la posibilidad de desplazar caras, vértices y aristas a nuestro antojo. Si bien es cierto que esta última función podría estar un poco mejor integrada, resulta de mucha utilidad en ocasiones.

Las líneas nos permiten dividir caras para crear cualquier forma

Las líneas nos permiten dividir caras para crear cualquier forma

Gracias a la extrusión, por otra parte, podrás crear en un abrir y cerrar de ojos diferentes desniveles, deformaciones, incisiones o extracciones partiendo de un modelo básico, como un cubo o un cilindro. Aquí entra un juego otra herramienta más, la división de caras dibujando líneas rectas, a mano alzada, curvas… seguro que ya te imaginas la de posibilidades que ofrecen estas funciones combinadas.

A medida que comiences a imbuirte más por el espíritu del diseño 3D y comiences a elaborar proyectos más complejos, empezarás a echar en falta el orden y concierto en lo que haces. Normalmente, cualquier trabajo estará formado por decenas o cientos de elementos diferenciados que, para no volverte loco, deberás identificar y etiquetar correctamente… pero tranquilo, para eso aún queda un poco. Mientras tanto, puedes ir practicando con las etiquetas y capas de SketchUp para no perderte por el camino.

Las capas y etiquetas te permiten organizarte un poco mejor

Las capas y etiquetas te permiten organizarte un poco mejor

Otras bondades de SketchUp

La importancia de importar (qué bien ha quedado) y exportar modelos en diferentes formatos es vital para poder combinar y trabajar sin problemas con diferentes aplicaciones y software de diseño o “sliceo”. Pues bien, aquí llega uno de los principales problemas de SketchUp, y es que éste no nos permite, por ejemplo, importar ni exportar archivos con formato STL, pero la solución es bien sencilla, pues el programa cuenta con un almacén de extensiones en el que encontraremos infinidad de “add-ons” para hacernos la vida mucho más fácil, y entre ellos, cómo no, se encuentra un exportador/importador de STL.

Otra de las grandes ventajas de SketchUp frente a la herramienta que conociste anteriormente, es que éste se encuentra traducido al castellano, aunque si bien es cierto que en este tipo de programas se suele trabajar en inglés (por aquello de la “globalización”), sí que resulta de ayuda a la hora de defenderte en algo en lo que eres un recién llegado.

La función de importar y exportar STL es vital para la impresión 3D

La función de importar y exportar STL es vital para la impresión 3D

Conclusión

Siguiendo la estela de Tinkercad y ampliando sus posibilidades, SketchUp comienza a asemejarse a lo que es un programa de diseño 3D con todas las de la ley. Por supuesto, aún nos quedan muchas otras herramientas, funciones e incluso necesidades que ir conociendo en próximas aplicaciones, pero el salto, además de ser tremendamente asequible, es útil y vital para seguir entendiendo cómo trabajar y desenvolverse en las tres dimensiones, un universo que, de primeras, puede llegar a marear un poco.

Por otra parte, cuenta con grandes carencias que lo harían un programa aún más interesante para el diseño 3D enfocado a la impresión, pero al fin y al cabo estamos hablando de herramientas cuyo objetivo principal no estaba enfocado al fin que queremos darle nosotros, por ello es un fallo perdonable y entendible.

Pros

  • Nos permite usar extrusiones o jugar con vértices y aristas
  • El Almacén de extensiones es de lo más útil
  • A pesar de ser un programa más completo, sigue siendo sencillo

Contras

  • La forma de trabajar con medidas exactas es un tanto tediosa
  • La versión de evaluación del programa nos limita
  • Se echa en falta un “grid” en el plano horizontal

Sergio Gracia (@ardulcio en Twitter) cuenta con dos máster de diseño 3D e infografía 3D y ha trabajado en el desarrollo de videojuegos como director del departamento de 3D. Fanático de las nuevas tecnologías y del mundo maker. Trabaja en el soporte técnico de 3D en BQ.